Rediseño de Logotipo para BCI

Lo que comenzó como solo unos pequeños ajustes a su logotipo existente, terminó convirtiéndose en un re-branding completo de la empresa, la definición de grupos de trabajo divididos por funciones, así como la profesionalización de la empresa en todos los sentidos. En este caso en particular, el rediseño de imagen acompañó el proceso de ajustes al que se vió sometida toda la empresa.

El diseño es la búsqueda de un equilibrio mágico entre el negocio y el arte; arte y talento; intuición y razón; concepto y detalle; alegría y formalidad; cliente y diseñador, diseñador e impresor; impresor y público.

– Valerie Pettis

Curiosamente, a la par del re-diseño de este logotipo, Windows y Microsoft cambiaron su imagen y llegaron a una solución similar, completamente sin relación alguna (lo juro).

Los objetivos de este proyecto eran lograr una mejor y más fácil reproducción del logotipo, así como una actualización tipográfica y una estandarización en el lenguaje visual que se utilizaba en los anuncios, en los uniformes, vehículos y redes sociales. El rediseño estuvo acompañado de un cambio de oficinas, esquemas de trabajo y organización de la empresa. Fue muy satisfactorio lograr un resultado funcional para el cliente y ver su desarrollo en los medios de la ciudad.

Identificación de las diferentes áreas de la empresa con los colores que lo componen

Se aprovecharon los cuatro colores del logotipo original, asignando a cada uno de ellos la representación de un área específica de la empresa. El azul se utilizó para el área de diseño arquitectónico, el naranja para el área de ventas, el verde para los desarrollos y asesoría y finalmente el rojo para el área de créditos y trámites. Además, aproveché para modificar un poco los colores para hacerlos más suaves y amigables con el usuario final.

Aquí se aprecia el uso de los colores para una rápida identificación de las diferentes áreas de la empresa.

Uso de los elementos visuales para señales y complementar el diseño arquitectónico

Aprovechando que la oficina de BCI se estaba creando a la par de esta nueva imagen corporativa, se diseñaron elementos que irían integrados en la experiencia final del cliente de la empresa. Elementos visuales dentro del espacio, con colores y formas que surgieron directamente e inspiradas del logotipo rediseñado.

Aquí se aprecia el uso de las formas del logotipo dentro de la textura que tiene el vinil esmerilado que identifica los diferentes cubículos.

Identificación de las diferentes áreas de la empresa con los colores que lo componen

Se aprovecharon los cuatro colores del logotipo original, asignando a cada uno de ellos la representación de un área específica de la empresa. El azul se utilizó para el área de diseño arquitectónico, el naranja para el área de ventas, el verde para los desarrollos y asesoría y finalmente el rojo para el área de créditos y trámites. Además, aproveché para modificar un poco los colores para hacerlos más suaves y amigables con el usuario final.

Folletería y revistas son medios muy utilizados por BCI por lo que se aprovechó para rediseñar estos elementos y su lenguaje visual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *