Rediseño Conceptual de Industrias Burgos

Rediseño de logotipo Burgos

De vez en cuando me llama algún amigo, conocido o familiar para preguntarme si me dedico al diseño de logotipos. Y de vez en cuando yo respondo que sí, que esa es precisamente el área del diseño en la que mejor creo desenvolverme. A veces sencillamente digo que no por cuestiones personales, pero eso es otro rollo.

Burgos Talleres Logo
Logotipo anterior de Talleres Burgos

Un taller repara autos, ¿qué  no?

En el caso de esta empresa en particular, tengo el gusto de conocer al dueño, el Sr. Alejandro Burgos. Curiosamente no sabía que tuviera un negocio de tal magnitud, historia, trayectoria  y profesionalismo. Me llamaron porque el logotipo que tenían ya no los convencía del todo, lo había generado quien hiciera el sitio web algún tiempo atrás.  Lo primero que me vino a la mente al leer el nombre fue la reparación de vehículos, para lo cual empleamos genéricamente el término “taller”. Luego de ver el sitio e informarme un poco más entendí que se dedican al diseño y manufactura de maquinaria industrial para los negocios agrícolas.

Resulta que son mundialmente famosos por construir el envase en donde se cocinó la cochinita pibil más grande del mundo.  ¿Qué tal? Yo no me lo hubiera imaginado.

Vamos a lo grande.

Diseño de Señalización BURGOS
Diseño de Señal para SILOS

Mi primera sugerencia fue eliminar el término “talleres” pues esa palabra evoca informalidad, suciedad y pequeñez a la vez que crea en la mente del observador una idea errónea del giro del negocio.

Reemplazándola por “Industrias”, la palabra “Industrial” o “Agroindustrial” podríamos hacer más específico el nombre, sin llegar a encapsularlo en algún negocio agrícola en particular, lo cual era de gran importancia.

En segunda, debíamos deshacernos del círculo brillante alrededor del monograma, pues restaba presencia y protagonismo. Debíamos darle características únicas al monograma que lo hicieran aún más fácil de diferenciar e identificar, pues, seamos honestos, esa B con la T unidos es la solución más sencilla y genérica que pueda existir. Con esos lineamientos en mente, me di a la tarea de bocetar e idear alguna forma de darle prioridad al monograma, haciendo énfasis en la B y retirando la T, reemplazándola por una I de industrias.

Casco de Talleres Burgos
Logotipo aplicado en Casco

Proceso de selección sin fin.

Se hicieron infinidad de propuestas a lápiz, de las cuales se seleccionaron 2 para presentar al cliente. Las dos les encantaron, por lo cual pidieron un tiempo para poder tomar una decisión. Hasta el día de hoy, lamentablemente, no ha llegado esa decisión. A unas semanas de haber comenzado el proyecto, pidieron unas modificaciones para ver si les gustaba más, las cuales hice con mucho gusto y se les envié. Esto se repitió tres veces y les pedí información para aclarar, si algo no les había gustado podíamos modificarlo y regresar al principio para enfocar el proyecto de nuevo. Lamentablemente al parecer no les convenció la propuesta final, con lo que este proyecto quedó como “conceptual”.

Diseño Final de BURGOS
Propuesta Final de Burgos

El diseño final.

Es una lástima pues el diseño final es mucho más funcional y dice mucho más que el original. Tenemos una B mayúscula dentro de la cual, en la contraforma, existe una “i” minúscula. Esto en base a la idea de que el nombre sería BURGOS INDUSTRIAL. La forma es geométrica, de ángulos obtusos para denotar solidez, evocar su fabricación mecánica y precisa, así como el  trabajo detallado y minucioso que se lleva a cabo en el negocio. Como detalle adicional, la B está conformada por la cabeza de una llave y una tuerca, símbolos inequívocos del trabajo arduo que se requiere para sacar adelante un negocio como éste.

Mantuve el color verde, dándole un tono mucho más obscuro para hacerlo más serio y menos ecológico, combinándolo con un gris neutro para acrecentar la seriedad y compensar un poco con la relación gris del metal y el concreto.

Éxito=La satisfacción de un objetivo cumplido.

Finalmente el diseño fue descartado, a veces el amor de los clientes por sus diseños originales (muchas veces hechos por ellos mismos) es difícil de derrotar. Quizá hubo alguna debilidad de mi parte en la etapa de la sustentación del proyecto, quizá nunca lo sabremos.

¿Ustedes qué dicen? ¿Mejor o peor?