Rediseño de Logotipo CLIP

Cada cliente es un mundo.

Lo que me encanta de mi trabajo es que cada proyecto es diferente, con necesidades, cualidades y objetivos diferentes. Los clientes mismos son personas muy peculiares, como en este caso. Cuando hice este logotipo yo tendría unos 20 años. Los integrantes de la banda llamada CLIP (no me preguntes porqué se llaman CLIP) me llamaron para rediseñar su logotipo ya que querían comenzar a grabar un disco y enviar demos, para lo cual requerían tener un logo decente. Ellos tendrían en ese momento unos 18 años. ¡Y pensando en imagen corporativa! A eso llamo yo progreso en el respeto hacia nuestra profesión de diseño.

Integrantes de Clip Merida

En ese momento tenían un gráfico que había hecho uno de sus fans y que les había gustado mucho, sin embargo se habían dado cuenta de que no encajaba mucho con lo que podían y querían hacer a futuro.

Mi trabajo de rediseño básicamente consistía en mejorar la legibilidad y hacerlo mucho más fácil de reproducir, así como agregarle algún mensaje subliminal o poco protagonista que hablara sobre la personalidad de la banda.

La música desde dos puntos de vista: rock & pop.

Hablando sobre su banda de música me comentaron que eran una fusión extraña entre rock y pop. Sus eventos más grandes eran fiestas de XV años donde tocaban sus propias canciones y ya tenían incluso una base de fans prometedora: niñas de quince años que morían por éstos rockstars yucatecos.

Por otro lado les gustaba incluir temas rockeros en sus rolas, tenían un aire bohemio romanticón que chocaba un poco con eso del pop. Una de sus canciones inspiradoras:

CLIP- De viaje

Cuando vi el símbolo me propuse a crear algo fácil de entender y de reproducir.

Diseño de logotipo Clip original
Este era el “logotipo” original.

La inspiración.

El proceso fue largo, tuvimos muchas revisiones y citas para checar información, hablar de sus objetivos, canciones, temas. Fui a alguna de las grabaciones y escuché como iban quedando las ediciones de la música, fue un honor presenciar todo ese proceso, en el que aprendes y conoces a personas geniales.

Recuerdo que un día estaba leyendo Angeles y Demonios de Dan Brown. Y fue cuando todo vino a mí. ¡EUREKA! Un ambigrama, una imagen que se puede leer tanto de un lado como del otro, sin importar que estuviera de cabeza. Lo más genial es que podía decir clip de ambas formas y me propuse a diseñarlo. El resultado habla por sí mismo, los integrantes quedaron muy contentos y en base al logotipo se hicieron los primeros discos para venta local.

Diseño de disco para CLIPEl proyecto no sé si continúe pero este es uno de mis proyectos favoritos por todo el proceso que se dió de manera natural y fluida. Es gratificante cuando un proyecto resulta tan positivo y deja una huella no sólo en el cliente, sino en uno mismo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *